Logo BAO Bilbao
Entrada Un Bilbao de pelicula

Un Bilbao de película

Según la web IMDB (la mayor base de datos sobre cine de Internet), en Bilbao se han rodado casi doscientos títulos entre largometrajes, cortos, documentales, videoclips y piezas audiovisuales en general. Su ría, sus edificios históricos, barrios o su zona industrial han valido como localización para un sinfín de producciones. Seleccionamos diez de las películas más significativas grabadas en sus calles.

 

El pico (Eloy de la Iglesia, 1983)

Una de las películas más representativas y desgarradoras del cine quinqui. Tal y como indica el título, Eloy de la Iglesia abordó de lleno el problema que tan gravemente azotó nuestras calles en los ochenta: la heroína. Y lo hace a través de una banda de jóvenes toxicómanos cuyas desventuras ocurrían en el barrio bilbaíno de San Francisco. También podemos ver otros lugares de la ciudad, como el monte Artxanda al principio del filme. Juanma Suárez (cantante y bajista de Eskorbuto) hizo un breve cameo infiltrándose entre el grupo de punkis que hay en el parque.

 

Acción mutante (Álex de la Iglesia, 1993)

Desquiciado, excesivo e irresistible debut cinematográfico de Álex de la Iglesia, para el que consiguió que le produjese el propio Pedro Almodóvar. El mundo ciberpunk y post apocalíptico de la cinta se recreó principalmente en tres lugares: el paraje de las Bardenas Reales de Navarra (su aspecto desértico iba pintado para el Planeta Axturias), los Estudios Los Ángeles de Madrid (se grabó casi todo en plató) y, por supuesto, el Bilbao futurista que presentaba la acción en 2012. Tema principal a cargo de Def Con Dos, toda una película de culto a día de hoy.

 

Noviembre (Achero Mañas, 2003)

La compañía de teatro libre encabezada por Óscar Jaenada paseó sus obras por las calles de Alcalá de Henares, Madrid y, por supuesto, Bilbao. Aquí, concretamente, por el metro. Segundo largometraje de Achero Mañas como director después de abandonar el mundo de la interpretación a mediados de los noventa y debutar tras la cámara conEl Bola(2000). Aquí optó por el formato del falso documental, y junto a Jaenada pudimos ver también a Íngrid Rubio, Javier Ríos, Juan Díaz y Adriana Domínguez.

 

La vida secreta de las palabras (Isabel Coixet, 2005)

Peculiar relación la que se establece entre Sarah Polley (Hanna), aquejada de hipoacusia que consigue trabajo como enfermera en una plataforma petrolífera de alta mar, y Tim Robbins (Josef), trabajador que ha perdido la visión en un accidente. Javier Cámara y Leonor Watling también se colaron en el reparto. Las tomas de la plataforma petrolífera se grabaron a medio camino entre Bilbao e Irlanda (Belfast y Donaghadee). Coixet también llevó el rodaje a Madrid, grabando los interiores de la plataforma en Navalcarnero.

 

 

Pagafantas (Borja Cobeaga, 2009)

En su primer largometraje como director, Cobeaga (que venía de trabajar en series como Vaya semanitao Splungey había filmado dos cortos) se quitó unas cuantas espinitas de sus fracasos románticos juveniles con los que era imposible no identificarse. Gorka Otxoa puso cara al eterno pagafantas, perdedor condenado a permanecer en la “friend zone” (título que tuvo la película en su versión internacional) sin posibilidad ninguna de ligar. Paseó sus desventuras por el Arenal, Sarriko, el aeropuerto de La Paloma o la UPV-EHU.

 

Un otoño sin Berlín (Lara Izagirre, 2015)

Primer largometraje de la cineasta vizcaína Lara Izagirre, que anda en el momento de escribir estas líneas rodando su segundo filme, Nora. En su ópera prima nos presentó la historia de amor de June (Irene Escolar) y Diego (Tamar Novas), quienes se reencuentran cuando ella regresa a su ciudad natal tras vivir unos años en tierras lejanas. June tratará de avivar el sueño de juventud que tenían de mudarse a Berlín, pero mientras tanto estarán entre Bilbao y Amorebieta (el municipio que vio nacer a Izagirre).

 

 

Gernika (Koldo Serra, 2016)

Serra utilizó el desafortunadamente famoso bombardeo que sufrió la población vizcaína el 26 de abril de 1937 como telón de fondo para contarnos esta historia tan apasionante como conmovedora. Sus protagonistas: Teresa (María Valverde), editora de la oficina de prensa republicana, y Henry (James D’arcy), corresponsal americano encargado de cubrir la Guerra Civil Española. Se rodó en poblaciones vizcaínas como Elorrio o Arrazola, y también en Bilbao capital. Localizaciones como la plaza del Teatro Arriaga, el Puente del Arenal y la Estación de La Concordia tuvieron especial protagonismo.

 

Handia(Aitor Arregi y Jon Garaño, 2017)

La historia real de Miguel Joaquín Eleizegui Arteaga, el Gigante de Altzo. A su enternecedor y sorprendente guion le acompañó una producción de lujo (la segunda más cara de Euskadi, con un presupuesto de 3,5 millones de euros) plagada de trucos de cámara y todo tipo de efectos visuales y digitales para convertir a Eneko Sagardoy en un hombre de 2,42 metros. También tuvo un sinfín de localizaciones por toda Euskal Herria: Bilbao, Artikutza, Beizama, Leioa, Durango, Irun, Hondarribia, Donostia, Biarritz, Baiona, Zestoa, Tolosa, Zerain, Ezkio-Itsaso, Altzo, Zumaia y Zarautz. Se llevó diez premios Goya.

 

 

Ola de crímenes (Gracia Querejeta, 2018)

Para su comedia coral de humor negro, Querejeta situó la acción completamente en Bilbao. De este modo, en sus escenas podemos reconocer los lugares más icónicos: del Puente Colgante al Palacio de Olabarri, del paseo de Botika Vieja a la ría, las calles de Getxo y Portugalete… Protagonizó Maribel Verdú, que como todos sabemos es una enamorada de la ciudad y estuvo como pez en el agua. La acompañaron numerosos nombres como Paula Echevarría, Juana Acosta, Raúl Arévalo o Antonio Resines, además de las colaboraciones de Raúl Peña, Luis Tosar y Javier Cámara.

 

70 Binladens(Koldo Serra, 2018)

Tras Gernika, Serra regresó a rodar a su ciudad natal, centrando esta vez toda la acción en ella. Este thriller sobre el ansiado sueño del atraco perfecto estuvo protagonizado por Emma Suárez, Nathalie Poza y Hugo Silva. Los exteriores se llevaron a cabo en el barrio de Santutxu, en los alrededores de la Plaza Haro (cerca del Karmelo). Allí, la fachada de la cooperativa Labore se transformó en una caja de ahorros ficticia, Nortcaja. Para los interiores se utilizó el edificio de oficinas de la BBK en la calle Rodríguez Arias (en desuso por aquel entonces). Las últimas escenas se rodaron en el municipio de Alonsotegi.

Texto: Jesús Casañas

CRÉDITOS FOTOS:

 

-El pico: © 1990 Mercury Films

 

-Acción mutante: © El Deseo D.A. S.L.U – Fotos: Joaquín Manchado / Cartel: Juan Gatti

 

-Noviembre: © 2010 Mercury Films

 

-La vida secreta de las palabras: © El Deseo D.A. S.L.U – Fotos: Kiko García

 

-Pagafantas: © Vértice 360

 

Un otoño sin Berlín: © Bilbao Bizkaia Film Commission

 

-Gernika: © David Herranz

 

Handia: © Bilbao Bizkaia Film Commission

 

-Ola de crímenes: © Jorge Alvariño

 

70 Binladens: © David Herranz / Bilbao Bizkaia Film Commission

Scroll al inicio