Logo BAO Bilbao
gurpegui

Carlos Gurpegui

Carlos Gurpegui disfruta como un niño de la Champions en el final de su carrera. Lo hace con el brazalete de capitán, algo que le enorgullece y era un sueño impensable. / Carlos Gurpegui ume bat bezala dabil Champions-en gozatzen jokalari ibilbidearen azken txanpan. Harro-harro darama kapitainaren besokoa, inoiz pentsatuko ez zuena.

Aún no sabe por qué dio positivo y saca de aquel turbio asunto una conclusión para la vida: ya no da valor a las cosas menores. También agradece que la afición le levantase con su ánimo. Hoy juega para ella. Una gozada charlar en Lezama con el tigre de Andosilla. No hay un tipo más noble con botas de fútbol en mil kilómetros a la redonda.

Después de 14 temporadas en el primer equipo le ha llegado el premio gordo de jugar la Champions. ¿Cómo lo está viviendo?

Con la sensación de disfrutarlo, jugar la Champions debe ser un premio personal por mi trayectoria. La jugamos para competir y pasar a octavos. Es algo que nos hemos ganado, pero no tenemos que dejarnos llevar.

¿Han hablado con Joseba Etxeberria de su experiencia en la competición?

Dice que la Champions es muy complicada. Rivales que parecen más asequibles están habituados a la competición y cualquier error te deja fuera. Hay que hilar muy fino porque es más complicado de lo que parece.

Es que a aquel Athletic quien le frenó fue el, en teoría, más débil, el Rosenborg.

Sí, era un equipo que jugaba todos los años… Hay que tener mucho respeto a los equipos, cualquiera te complica la vida.

Tanto sacrificio personal le ha merecido la pena. No hablamos de colofón para su carrera, pero casi.

Después de todo lo vivido, sufrido, siempre piensas en jugar la Champions. Es muy importante que me llegue ahora, soy consciente de que cada vez me queda menos. Estoy encantado de participar en la mejor competición de clubes.

¿Cómo le queda en el tiempo todo aquel suplicio de la sanción por el positivo? ¿Todavía le viene a la cabeza?

Es un mal recuerdo y a veces pienso qué hubiese sido de mi carrera deportiva si no hubiese tenido que pasar eso. Ya no los dos años de sanción, sino todo lo que tuve que pasar hasta llegar ahí. Ahora lo veo como un mal recuerdo, me hizo una persona mucho más madura, que quizás valora lo que realmente es importante. Ya no le doy vueltas a pequeñas cosas.

Le escocerá que se lo recuerdan en los campos con cánticos impresentables.

Eso va a ir conmigo hasta el último día de mi carrera deportiva, no me perjudica ni me influye. Yo estoy para jugar a fútbol. No me puedo parar a pensar en lo que me dicen en un sitio u otro.

La afición cerró filas con usted. Le apoyó mucho. Sin su rendimiento no estaría en el Athletic.

No sé si en otro club, ciudad y con otra gente, a un jugador que le hubiera pasado lo mismo hubiera tenido el cariño que he tenido. Si yo sigo jugando, es gracias al apoyo de la gente y tenía que corresponderles. Mi manera de hacerlo es jugando a fútbol. No me dejé llevar en su día, estaré agradecido siempre.

Ha sufrido hasta once operaciones. Si hay alguien que literalmente se ha partido la cara por el Athletic ha sido Gurpegui.

Cuando sales a un campo te puedes lesionar. Es algo que lo he superado porque sé que podía pasar. Lo otro fue más duro porque después de tantos años aún no sé por qué di positivo. El único momento en que lo pasé mal cuando me lesioné fue cuando se me infectó la herida tras la operación de un cruzado. Aquí estoy dando guerra.

Enorgullecerá mucho que con 34 años un jugador pueda ser tan válido para el equipo. Normalmente, es el fútbol quien les deja.

He tenido siempre muy claro que quiero estar en el Athletic en condiciones óptimas de entrenar, poder competir, de exigencia. Luego debe elegir el entrenador. El año pasado me encontré muy bien y la lesión llegó en un momento bonito a nivel colectivo, me cortó un año perfecto. Ahora empiezo a tener buenas sensaciones, me he recuperado mejor de lo que pensaba. Mi aspiración es repetir mi rendimiento del año pasado.

Ha tenido tres entrenados claves en su carrera: Heynckes le dio la oportunidad de debutar y le apoyó mucho con lo del positivo. Valverde le sacó sus mejores años en su primera etapa y aún le saca rendimiento. Y Bielsa volvió a apostar por usted cuando ya se le veía como un ex futbolista.

Han sido muy importantes los tres. Jupp me hizo debutar y, desde que di positivo, me trató como un hijo. Mis mejores años han coincidido con Ernesto, que tiene un gran trato con los futbolistas. Y con Marcelo aprendías todos los días. Desde el principio, confió en mí. En el primer año era titular cuando me lesioné y en el segundo lo jugué todo. He intentado quedarme con lo positivo de todos. Siendo tan diferentes, me he adaptado a lo que pedían.

¿Qué tiene Valverde para sacar el rendimiento a la plantilla desde un clima de normalidad?

Yo creo que su sensatez, su manera de hacer las cosas tan fácil. Lo difícil lo convierte en fácil. Tiene algo especial para el manejo de los grupos. Su concepto de fútbol es muy claro. El año pasado nos costó arrancar, pero luego lo conseguimos. Es muy exigente aunque no lo parezca.

Ha sido una lástima no sacar la gabarra. Esas tres finales…

Sí, siempre digo que lo de la Champions ha sido especial porque lo he vivido en el campo. El año de las dos finales con Bielsa estuve lesionado y no pude jugar ninguna. El de la final de Caparrós era el primero después de la sanción y no acabé de encontrarme del todo bien. Tengo esa espina clavada, pero el Athletic merece levantar un título pronto.

¿Qué supone llevar el brazalete de capitán de este equipo?

Orgullo. Cuando entras en el primer equipo quieres estar, hacerte jugador. Nunca te planteas estar tantos años, ser capitán. Sientes mucha responsabilidad por lo que conlleva, no sólo en el campo, sino fuera. Ser capitán del Athletic, en Bilbao, en Bizkaia, es algo importante.

Son buenos momentos para sacar pecho con la filosofía. Pasaron los malos momentos, los de duda, Lezama produce futbolistas de nivel y el primer equipo compite muy bien. Hay un gran futuro.

La crisis en el fútbol nos beneficia. Veo a jugadores que suben desde el juvenil más preparados que cuando yo estaba en el Bilbao Athletic. Si yo he llegado… El futuro del Athletic es muy bueno.

¿Qué dolor se siente al marcharse jugadores tan importantes con el equipo compitiendo por todo?

Yo separaría los casos de Javi Martínez y Ander Herrera, que vinieron fichados de otro equipo y se han ido a otros pagando la cláusula. Yo creo que para la filosofía, lo que es el Athletic, duele más que Fernando Amorebieta y Fernando Llorente se vayan porque llevaban aquí desde críos. Han pasado por todas las categorías del club. Lo bueno es que a pesar de esas pérdidas hemos tirado para adelante y conseguido algo que no se lograba desde hace 16 años.

Casi es un vizcaíno más, vive en Berango y disfruta mucho de la playa de Plentzia. Andosilla ya no es su única casa.

Sí. Llevo 16 años aquí. Me siento un vizcaíno más. Es posible que durante mucho tiempo siga viviendo aquí. Estoy muy a gusto en Bizkaia. No puedo olvidar mis raíces de Andosilla, tengo a mi familia y muchos amigos allí.

¿Le gustaría seguir vinculado al fútbol, en Lezama, cuando cuelgue las botas?

Sé que cuando termine, el cuerpo me va a pedir un poco de quitarme del fútbol porque llevo desde los ocho años en un vestuario. Veo a compañeros que decían ‘no voy a entrenar nunca’, ya con el chándal. En cuanto pase ese tiempo de tranquilidad, seguro que me vuelve a llamar. Es posible que me vuelva a ligar.

¿Con qué recuerdo del fútbol se queda?

Cuando he marcado algún gol he sido muy exagerado en las celebraciones. Recuerdo cuando un tanto de cabeza nos sirvió para empatar en el Camp Nou, la última vez que hemos sacado algo positivo allí. Si me abren una puerta del campo, me recorro Barcelona. Me quedo con los buenos momentos, los malos están ahí, pero soy optimista.

¿Quién es el compañero más Athletic que ha tenido, que más representa lo que es el club? 

De Marcos, sin duda.


 

 Oraindik ez daki zergatik eman zuen positibo eta bizitzarako ondorio bat behintzat atera du gai ilun horretatik: gauza txikiek ez dute baliorik. Zaleen laguntza ere eskertzen du. Haientzat jokatzen du. Gozamen hutsa da Andosillako tigrearekin Lezaman hitz egitea. Nekez topatuko dugu bera bezain futbolari zintzorik.

Lehen taldean 14 denboraldi emanda, Champions-en aritzeko sari potoloa irabazi duzu. Nola bizi duzu egoera hori?

Gozatzen ari naiz, Champions-en aritzea nire ibilbideari esker lortu dudan sari pertsonala da. Lehiatzeko eta final zortzirenetara joateko jokatzen ari gara. Geuk lortu dugu, baina orain ez dugu arduragabetu behar.

Hitz egin duzue Joseba Etxeberriarekin lehiaketan izan duen esperientziaz?

Champions zaila dela dio. Ustez errazagoak diruditen aurkariak ohituta daude lehiaketara eta edozein akats eginda kanpoan geratzen zara. Saltsa mehe egin behar dugu, uste baino zailagoa baita.

Izan ere, Athletic hura teorian ahulena zen taldeak kanporatu zuen, Rosenborg taldea.

Bai, urtero jokatzen zuen taldea zen… Errespetu handia izan behar diegu taldeei, denak dira zailak.

Hainbesteko sakrifizio eta neke pertsonalak merezi izan du. Zure ibilbidea bukatzear dago.

Bizi izandako guztiaren ondoren Champions jokatzea duzu beti buruan. Orain etortzea oso garrantzitsua da, jakitun naiz gero eta gutxiago geratzen zaidala. Poz-pozik nago taldeen lehiaketa handienean parte hartzen dudalako.

Nola duzu buruan positiboarekin ondorioz etorri zen zigorraren suplizio hura?

Oroitzapen txarra, amesgaiztoa, eta batzuetan pentsatzen dut nolakoa izango zen nire kirol ibilbidea hori gertatu ez balitz. Eta ez naiz ari bi urteko zigorrari buruz, baizik eta zenbat sufritu behar izan nuen. Orain oroitzapen txar bat baino ez da, pertsona helduagoa izaten lagundu zidan, benetan garrantzitsuenari balioa ematen diona. Txikikeriei ez diet erreparatzen.

Mindu egingo zaitu zelaietan gogora ekartzeak kantu negargarriak erabiliz.

Zama hori aldean izango dut kirol ibilbide osoan zehar, ez txarrerako eta ez onerako. Futbolean jokatzeko nago. Ezin diot erreparatu leku batean edo bestean esaten didatenari.

Zaleek elkartasuna areagotu zizuten. Izugarri lagundu zizuten.

Gertatu zaidanaren aurrean, hemen erakutsi didaten maitasuna ez luke beste jokalari batek beste inon izango. Jendearen laguntzari esker ari naiz jokatzen, hori zor diet. Futbolean jokatzea da ordaintzeko modua. Orduan ez nuen amore eman, beti izango naiz esker oneko.

Hamaika ebakuntza izan dituzu. Hitzez hitz esanda, gorputza txikitu duzu Athleticen alde.

Zelaian lesioak izateko arriskua daukazu. Kontu hori gaindituta daukat, lanaren ajeak baitira. Beste kontua gogorragoa izan da, urteak joan urteak etorri ez dakit-eta zergatik eman nuen positibo. Lesionatu nintzenean benetan txarto pasatu nuen unea zauria zoldu zitzaidanekoa izan zen, gurutzatuan ebakuntza egin ondoren. Baina hemen nago borrokarako prest berriro.

Harro egongo zara 34 urterekin oraindik taldean leku garrantzitsua izatearekin. Alderantziz gertatu ohi da, futbolak futbolaria uztea.

Argi izan dut beti Athleticen egon nahi dudala entrenatzeko eta lehiatzeko egoera onean egonez gero. Gero entrenatzaileak erabakiko du. Iaz oso ondo egon nintzen eta lesioak urte on bat eten zidan, maila kolektiboan oso ondo ari ginen eta. Orain sentsazio onak ditugu berriro, uste baino hobeto sendatu naiz. Nire asmoa da iazko errendimendu bera izatea.

Hiru entrenatzaile funtsezko izan dituzu zeure ibilbidean: Heynckes-ek debuta egiteko aukera eman zizun, izugarri lagundu zintuen positiboaren kontuan. Valverdek urterik onenak atera zizkizun lehen etapan, eta oraindik ere errendimendua ateratzen dizu. Eta Bielsak zure alde egin zuen futbolari ohia izatetik gertu zeundenean.

Hirurak oso garrantzitsuak. Jupp-ekin debuta egin nuen eta, positiboa eman nuenetik, seme bat bezala tratatu ninduen. Nire urterik onenak Ernestorekin eman ditut, tratu ona du-eta futbolariekin. Eta Marcelorekin egunero ikasten zenuen. Hasieratik, nigan izan zuen konfiantza. Lehen urtean titularra nintzen lesionatu arte eta bigarrenean dena jokatu nuen. Guztien positiboa gorde dut. Hain desberdinak izanda, eskatzen zidatenera egokitu naiz.

Zer dauka Valverdek plantillari errendimendua normaltasunez ateratzeko?

Nire ustez haren zentzutasuna, gauzak erraz egiteko era. Zaila erraza egiten du. Zerbait berezia du taldeak erabiltzeko. Futbolari buruz duen kontzeptua oso argia da. Iaz ez ginen ondo hasi, baina gero lortu egin genuen. Oso zorrotza da, ez dirudien arren.

Pena makala gabarra atera ez izana. Hiru final horiek…

Bai, beti esan dut Champions berezia izan dela, zelaian bizi izan dudalako. Bielsarekin jokatu genituen bi finaletan lesionatuta egon nintzen eta ezin izan nuen bat ere jokatu. Caparrosekin izan genuen finalean, lehen partida zen zigorraren ostean eta ez nengoen guztiz ondo. Arantza hori dut, baina Athletic-ek merezi du titulu bat laster.

Zer da talde honetan besokoa eramatea, kapitaina izatea, alegia?

Harro nago. Lehen taldean sartzen zarenean egotea da helburua, jokalari trazak hartzea. Ez duzu inoiz buruan hainbeste urte egongo zarenik, kapitaina izango zarenik. Erantzukizun itzela sentitzen duzu, horrek dakarrenagatik, zelaian eta zelaitik kanpo.  Athletic-eko kapitaina izatea, Bilbon, Bizkaian, ez da makala.

Garai ona filosofiarekin harro egoteko. Garai txarrak pasatuta, zalantzazkoak, Lezamak maila oneko futbolariak sortzen ditu eta lehen taldea oso ondo lehiatzen ari da. Etorkizun oparoa, beraz.

Futbolean dagoen krisiak mesede egin digu. Jubeniletatik datozen jokalariak oso prestatuta ikusten ditut, ni Bilbao Athletic-en nengoenean baino gehiago. Ni iritsi banaiz… Athletic-en dagoen etorkizuna oparoa da, bai.

Zer nolako mina duzu pisuzko jokalariek alde egiten dutenean taldea lehia guztietan sartuta?

Bereizi egingo nituzke Javi Martínez eta Ander Herreraren kasuak, beste talde batetik fitxatuta etorri eta beste talde batera joan direnak, klausula ordainduta. Nik uste dut filosofiarako, Athletic zer den ulertuta, mingarriagoa dela Fernando Amorebietak eta Fernando Llorentek alde egitea, txikitatik egon direlako hemen. Kategoria guztietatik pasatu dira. Onena da, galera horiek izanda ere, aurrera egin dugula eta lortu egin dugula orain 16 urtetik lortzen ez zena.

Bizkaitarra zara ia, Berangon bizi eta Plentziako hondartzan gustura ibiltzen zara.  Andosilla ez da zure etxe bakarra.

Bai. 16 urte daramat hemen. Bizkaitarra ere banaiz. Baliteke luzaroan bizi izatea hemen Oso gustura nago Bizkaian. Andosillako sustraiak ezin ahaztu, bertan baitauzkat familia eta hainbat lagun.

Futbolari lotuta jarraitu nahi zenuke, Lezaman, jokatzeari utzi eta gero?

Badakit bukatzen dudanean, gorputzak eskatuko didala futbola alde batera uzteko, zortzi urte ditudanetik nago aldegeletan. Taldekideak ikusten ditut “ez dut inoiz entrenatuko” esaten zutenak, orain txandala jantzita. Lasaitasun tarte hori igarota, berriz ere deituko dit. Baliteke lotura hori berriro izatea.

Futbolaren arloan, zein oroitzapen gordetzen duzu?

Golen bat sartu izan dudanean neurriz gora ospatu ditut. Gogoan dut buruaz sartu nuen gol bat, Camp Noun berdintzeko balio izan zuena, bertan emaitza ona izan dugun azken aldia izan zen. Zelaiko atea ireki izan balidate, Bartzelona osoan zehar ibiliko nintzen. Memento onak gordetzen ditut, txarrak hor daude, baina baikorra naiz.

Zein da izan duzun taldekide Athleticzaleena, taldea zer den ordezkatzen duena?

De Marcos, zalantzarik gabe.

Texto: Nika Cuenca • Fotos: Hibai Agorria – Juan Flor

 [gmedia id=242]

Scroll al inicio