BAO LOGO OK 2 e1391622790962
Abando

Abanto-Zierbena. El legado de las minas

Minas que han forjado historia, un museo único, un inminente parque cultural y ambiental, una maravillosa Vía Verde, restaurantes, áreas recreativas, fiestas únicas… Todo esto existe en un municipio bien comunicado a solo 18 kilómetros de Bilbao. Despunta por un paisaje singular, con una gran superficie y disperso en barrios como Gallarta, Las Carreras y Sanfuentes.

Citar Abanto, la puerta de entrada al biotopo de los Montes del Hierro, es rememorar lo que fue una época floreciente para la provincia. Y es que es parte del patrimonio histórico de Bizkaia por el entrañable recuerdo de la zona minera. El paisaje de este entorno está dibujado por el hombre, más que por el paso del tiempo. La explotación de las minas de hierro configuró esta zona tan accidentada.

La riqueza del subsuelo determinó el desarrollo de este municipio. Aquellos yacimientos de hierro, en el siglo XIX derivaron en el incremento de su población, con la década de los 50 del siglo XX como periodo de bonanza. La minería e industrias permitieron su desarrollo hasta el agotamiento de los yacimientos. El paisaje de aquellas explotaciones mineras es ahora de una belleza especial. Aquí está el Museo de la Minería del País Vasco, el primero de España, que guarda tesoros de una actividad que graba a fuego la identidad de Abanto Zierbena. Este visitado lugar, de obligado recuerdo para aquellos que trabajaron y murieron en las minas, está en Gallarta. El visitante puede observar la gran colección de piezas, herramientas, máquinas y documentación que durante años se recogieron en montes y fábricas. Además, en próximas fechas se pondrá en funcionamiento el nuevo proyecto del ‘Parque Cultural y Ambiental de la Minería’.

En los alrededores de esta localidad se contemplan restos de pasado minero como los hornos de calcinación de las minas José y Lorenza (cerca de Las Carreras), o el lago Gerente, un antiguo pozo minero, así como la zona de La Barga, con agujas calizas que emergen de la tierra en la mina Cristina y el único castillete minero que se conserva en la provincia (el del pozo Ezequiela). Tras un itinerario por la ruta de las minas, hay varios y buenos restaurantes para reponer fuerzas. Sobre todo, si se ha disfrutado -completa o algún tramo- de la más que recomendable Vía Verde de los Montes de Hierro (Burdinmendi -42 kilómetros-), con un sugerente recorrido salpicado de vestigios mineros (cotos, minas, ferrerías y cargaderos). Los más deportistas cuentan con esta vía para transitar en bicicleta, correr o pasear. El conocimiento de este enclave, cercano a la costa del Cantábrico, se enriquece con edificios de interés (torres, villas, iglesias, caseríos…).

Abanto Zierbena es también un lugar de esparcimiento con merenderos y áreas recreativas como El Cerrillo, La Barga, Las Calizas, Los Castaños o Siete Robles, con una espectacular riqueza forestal. El pasado minero caracteriza un municipio con visitas interesantes y fiestas tan recomendables como la Euskal Ezkontza (Boda Vasca) de abril, su famosa Burdin Jaia (Feria del Hierro bianual) en octubre, o el Festival Internacional de Danzas. Todo esto existe en Abanto Zierbena.

 

Museo de la Minería del País Vasco
Euskal Herriko Meatzaritzaren Museoa Fundazioa
Bº Campodiego, S/N. 48500 Gallarta
Tel.: 946 363 682 • Fax: 946 360 581
informacion@meatzaldea.eus

www.abanto-zierbena.eus

Texto: JAP • Fotos: Hibai Agorria

Scroll al inicio