Blog

Un cuadro para la humanidad

  • 9 Oct, 2017
  • BAO
  • 0 Comments
  • Arte, El cajon creativo, pedro Rojo, Picasso,

No podemos decir de Picasso nada que no se sepa, no podemos decir que cuando nació era muy joven pero que ya era un maestro en sus primeros trazos, no diremos que Picasso era su segundo apellido y que su padre era un pintor vasco (José Ruiz Blasco), tampoco diremos que con quince años instaló su primer taller, que rompió el arte conocido, enseñando a mirar de otra manera, que sometió a diálogo toda la tradición de la pintura, que él se llamaba a sí mismo Velazquez, Goya o Greco.

_A3A6521Que fue director honorífico del Museo del Prado, que para él era importante la copia y la repetición, que lo abarcó todo, que su última mujer, a su muerte, se suicidó por amor, que en un museo imaginario del arte universal, él aportaría una gran cantidad de obras, que era un genio que siempre se echaba la siesta, que murió en 1973 con 91 años. Pero no podemos decir nada de todo esto, porque ya se sabe._A3A6428

 

Pedro Rojo – El Cajón Creativo
El arte político no persigue la belleza, aunque sea uno de sus componentes, busca servir al ser humano removiendo sus almas y este es un claro ejemplo, símbolo del dolor y la repulsa de todas las guerras.

Cuantas veces hemos oído: “eres más feo que un Picasso”, ¡cuántas! Dudo que a mucha gente que se emociona con este cuadro, les guste su genial autor, pero ochenta años después de ser pintado, su poder continúa latiendo, aflorando los sentimientos del espectador.

Compitiendo sus reproducciones en las paredes de muchos hogares con la última cena de Leonardo Da Vinci.

Puede ser que el Guernica, en nuestros días, simbolice muchas más cosas: el cambio climático, la posverdad, el hambre en el mundo, la violencia machista, las migraciones, la pobreza energética, la negación del ser humano, la incultura, el futuro incierto.

Pedro Rojo, artista autodidacta y polifacético. Componente del grupo “El Cajón” de Bilbao (situado en Alameda San Mamés 13 de Bilbao), realizando desde el año 83 en su propio espacio-taller, instalaciones cara al público.

Un artista al que le gustaría vivir de su arte.

_A3A8888

Texto y cuadros: Pedro Rojo • Fotos: Hibai Agorria

Share This Story

Categories

Comments