Blog

Joan Manuel Serrat. El cancionero que nunca descansa

  • 30 Mar, 2015
  • BAO
  • 0 Comments
  • babas, Joan Manuel, Kikes, Serrat, turron,

El cantautor catalán está celebrando su medio siglo sobre los escenarios con una gira que se inició tras la publicación de una antología “desordenada”, en la que el trovador reinterpreta algunas de sus canciones en forma de dueto. Por allí están de Sabina a Paquita la del Barrio, o de Silvio Rodríguez a Carmen Linares.

Pocos artistas de aquí han calado tan hondo al otro lado del charco, muy pocos han logrado permanecer en lo alto de la memoria de varias generaciones, que reivindican y siguen la carrera de Joan Manuel Serrat, un tipo que ha sabido escribir y cantar canciones que tocan lo más bello de las relaciones humanas, y que, con la misma naturalidad, han reivindicado la libertad de los pueblos y sus gentes. Charnego (hijo de aragonesa y catalán) e hijo de republicanos (sus abuelos murieron en la guerra civil y su padre pasó por un campo de prisioneros), Joan Manuel fue banda sonora de quienes luchaban contra la dictadura, ya fuese aquí o en muchos de los países que la sufrieron en Sudamérica (Argentina, Chile, etcétera).

Su capacidad para describir con estrofas y estribillos unos sentimientos colectivos que añoraban paz y justicia, color y entendimiento, también su maña para retratar instantes de bella melancolía o de divertida cotidianidad, le han servido para ser, a día de hoy, un laureado y respetado clásico de la canción de autor. Con 72 años, Serrat celebra sus cincuenta años como cantautor con una treintena de conciertos repartidos entre Francia, Uruguay, Paraguay, Chile, Argentina y España, donde empieza periplo con parada en Bilbao el 20 de junio, en el Euskalduna.

Antología desordenada no se limita a destacar canciones de tu repertorio. Este disco no trataba de recopilar canciones, es una puesta al día de un buen montón de canciones de mi repertorio, que se han vuelto a grabar, he vuelto a meter mi voz… mi voz y los arreglos de ahora, siempre que la canción lo pidiese y que yo pudiera mejorar lo grabado. Se trata de celebrar los cincuenta años que llevo en el oficio, con cincuenta canciones… y por aquello de celebrarlo hay muchos duetos en el disco.

Cincuenta canciones y treinta y un duetos, eso es una buena tarta de cumpleaños. ¿Invitaste a alguna más? No ha habido nadie que se haya negado a participar, quizá ha habido algún desencuentro por razones previsibles, de trabajo o agenda. Es un trabajo que se ha hecho entre artistas, es decir, que no ha habido apenas participaciones ajenas, he sido yo el que he descolgado el teléfono y he hablado con cada quién y hemos mantenido una comunicación directa para afrontar la grabación.

De un apabullante repertorio como el tuyo, no habrá sido fácil concretar cincuenta temas. Para la selección no me he guiado por ningún juicio en especial, solo mi apetencia, ha sido mi selección y ha obedecido, sencillamente, a mis ganas de volver a hacer esa canción. No he mirado si era de una época u otra, si era más lenta o más alegre, si estaba en aquel disco o en el otro, es una antología personal… y desordenada.

Has crecido sobre un escenario, ¿cómo te ves pasado todo este tiempo? ¿Cómo me veo tras cincuenta años de oficio? Pues con mucha prudencia, muy poco a poco… trato de verme cada día, trato de reconocerme cada día… me veo también con mucha benevolencia, como trato de ver a los demás. Me veo satisfecho de haber podido hacer esta vida y tener fuerza y energía para poder estar hoy aquí, y me veo con ilusión para poder hacer todo lo que tengo planeado. También me veo tratando de corregir cosas de mí mismo que no me gustan y que esté en mis manos corregir, pero si no está en mis manos remediar, así se quedan.

Trabajar con tantos compañeros de gremio ha tenido que ser emocionante. El proceso creativo no es tan romántico como se pinta, hay muchas pruebas y ensayos… la gente con la que he compartido estas canciones está escogida por mí como he señalado antes, no sería capaz de poner mi trabajo en manos de alguien por quién no sienta afecto, o al menos cierta simpatía. Ni mi trabajo ni yo mismo, no otra razón, simplemente no estaría a gusto. Me gusta sentir admiración y respeto por alguien cuando decido empezar una historia, me gusta que el objetivo de las dos personas coincida y, para ello, tiene que haber cierta complicidad. No tengo interés en hacer nada con alguien por el mero hecho de ser famoso, por previsiones de ventas o lo que sea.

Hace unos años se eligió «Mediterráneo» como la mejor canción en castellano. “Mediterráneo” ha sido muy valorada y es algo que me llena de orgullo. Mis canciones se han hecho populares y eso ha provocado el que yo haya progresado en el mundo de la música y como persona. Me han permitido crecer. No me siento esclavo ni rehén de ellas, las tengo mucha estima y me encanta que vuelen solas y que lleguen a ser de los demás y no solo mías… siempre y cuando me lleguen los derechos de autor, que esos sí que son míos…

Nos encanta la canción que haces con Les Luthiers, la han pillado en su justa medida. No pude estar con ellos mientras trabajaban y grababan la canción, están demasiado lejos. Somos amigos desde muchos años. Les planteé hacerlo a todos juntos y les dije que podían “usar” mi canción. Entonces me llegó un largo mail, súper gracioso, como siempre, donde me preguntaban: “Querido Serrat, será un placer hacer esta canción que nos dices, estamos a tu servicio, como siempre… pero decídete, ¿quieres que la hagamos como Les Luthiers o normal?”. Y les dije que quería que la hiciesen como Les Luthiers, que esa canción funcionase en su espectáculo de alguna manera. La canción la han grabado con sus instrumentos, esos instrumentos fantásticos, divertidos e increíbles que llevan. Ha quedado simpática y divertida, como son ellos. Les conozco desde la primera vez que vinieron a España hace muchísimos años, creo que en el 73. Fueron ellos quienes me llevaron, como empresarios, a Argentina por primera vez… con esto quiero que te hagas una idea de la amistad y lo que nos une. Cuando les pasé la propuesta quería saber cómo cada uno de ellos interpretaría la canción, y la cosa resultó muy bien.

Y otra histórica es Paquita la del Barrio. Con Paquita la del Barrio también sucedió, no quería que la canción ocultase su manera de hacer, quería que la fuerza y el estilo suyo se mantuviesen y así se lo hice saber… quería que, de algún modo, el personaje de Paquita fuese parte de esa canción. La conozco desde hace muchísimo tiempo y la tengo muchísimo respeto. Es una mujer que ha luchado muchísimo para sacar adelante a su familia… tengo una gratitud tremenda hacia ella y sé que hizo la canción estando en unas condiciones muy poco propicias para ella ya que está pasando por un momento duro.

Hace unos meses recibiste además, en Las Vegas (Estados Unidos), el premio “Persona del Año” 2014 de los Grammys Latinos, ¿cómo te tomas esto? Con mucha gratitud y con mucha alegría. Ser nominado a este tipo de galardón y en esta categoría, está muy bien. Cuando supe que era en Las Vegas… en fin, es un lugar al que, por mí mismo, jamás me hubiera planteado ir. Así que me acompañaron a Las Vegas mi mujer y un grupo de amigos. Lo pasamos en grande. Además es una ciudad que está hecha para eso, para pasarlo bien entre amigos y amigas. Nos divertimos y recogimos el premio… Un reconocimiento es un acto de cariño y siempre agrada esa demostración de afecto. Este tipo de premios también suponen una promoción y una difusión que, la verdad, creo que necesitan otros grupos o artistas más jóvenes y con más trabas para darse a conocer… los premios que ya me dan son a toda una vida, a toda una carrera, vaya, que no soy el artista revelación del año ni nada de eso.

Se han hecho mil y una versiones de tus canciones, ¿hay quién le hubiese gustado estar en el disco y no está? Seguramente hay mucha más gente a la que podría haber llamado… No creo que haya nadie que se sienta fuera por no haberle llamado ya que no se trata de recopilar versiones mías ni mucho menos.

¿Escuchas tus discos? Yo ya me he cansado de eso. Hacer este disco ha sido muy intenso. Escucho alguna canción mía cuando se trata de hacer alguna revisión, algún arreglo concreto de una u otra… pero hay alguna vez que he escuchado mi música en la habitación de mis hijos, bueno, la escuchaban… me gustaba eso.

Texto: Kike Turrón & Kike Babas • Fotos: Sony Music

[gmedia id=388]

Share This Story

Categories

Comments