Blog

Hotel Silken Indautxu

  • 6 Oct, 2014
  • BAO
  • 0 Comments
  • Bilbao, Hotel, Indautxu, Silken,

Que una cadena hotelera nazca a la vida en el mismo lugar donde se ubicaba una maternidad, tiene sentido. ¿No les parece?

Este hotel, con sus veinticinco años de existencia, se ha convertido ya en todo un referente para la villa. Su fachada es ahora una combinación de cristal con un antiguo edificio que acogió una maternidad y previamente un local donde se proveía de leche materna a familias con dificultades económicas (conocido popularmente como “La gota de leche”). Un resultado estético, llamativo y sorprendente.

Sito en el barrio de su mismo nombre, es un referente tanto para la comunidad local como para el viajero que tiene que pernoctar en Bilbao. Las habitaciones del hotel, pensadas en un principio para el cliente que acudía a Bilbao por trabajo, son ahora también el hogar circunstancial de las personas que han descubierto una nueva ciudad plagada de atractivos y reconvertida para el disfrute y el ocio.

Su vestíbulo principal, de cuidada construcción a base de materiales nobles, es el espacio que nos da la bienvenida para llevarnos hasta las diferentes espacios, cafetería, terraza y restaurante que son, sin duda, el punto fuerte de este hotel.

Atracamos (en el mejor sentido de la palabra) en el Bar “El Muelle”. Decoración acorde compuesta por una auténtica proa de barco, lámparas de diseño cuya pantalla imita velas infladas por el viento, timones y foques. Elementos que nos traen recuerdos del mar cercano. Es, en definitiva, el lugar ideal para tomar una copa, un cocktail o unos smoothies elaborados por auténticos profesionales. Este bar tiene su prolongación en una recoleta terraza interior abierta durante todo el día. Para los aficionados al deporte, hay una pantalla gigante frente a la que celebrar triunfos o lamentar fracasos…

Existe además una cafetería con entrada directa desde la calle con una selección de bollería y pintxos francamente atractiva. No importa la hora del día en que se visite. Pequeñas porciones de pan en cuya parte superior encontramos delicias tales como jamón ibérico de la mejor calidad, tortilla de patatas recién elaborada, bonito del Norte en múltiples preparaciones, gildas, bricks crujientes de bacalao o brochetas de tomate de caserío con cebolla roja, etcétera.

Y para rematar una excelente oferta gastronómica, está el «Bistró Silken», el restaurante del hotel de ambiente sosegado y acogedor. Se ubica en los bien conservados espacios del antiguo edificio dedicado a maternidad y tiene también acceso desde la calle. Ofrece dos interesantes menús a precios realmente imbatibles. Los entrantes, comunes a ambos, sugieren, por ejemplo, una ensalada de perdiz con cebolletas, pasta salteada con almejas y pil pil de lima, o un tartar de tomate, aliño de tomillo y tostas de pan ácido, un guiño a nuestros productos euskolabel. Como platos principales, y eso determinará el precio final, tenemos atún con setas shitake al aceite de soja y jengibre, dorada a la sal con patatas a la brasa, ajo frito y pimiento, callos a la vizcaína, liebre al foie gras sobre puré trufado y salsa de Oporto, magret de pato con gnocchis a los tres quesos o merluza a la plancha con puerros y salsa de hinojo. Ambos menús incluyen buenos vinos tintos y blancos, así como excelentes postres. Han de saber que este hotel dispone de obrador de pastelería propio comandado por un maestro pastelero. Tarta de queso con frutos rojos, hojaldre de mantequilla con manzanas caramelizadas, confit de piña con frutos secos, toffee y nata, son algunas de las tentaciones para concluir una excelente comida. El precio de estos menús oscila entre los 19 y los 24 euros por persona con IVA y todo incluido. Honestamente, creo que no se puede pedir más por menos.

El desayuno buffet, completísimo, se sirve en una sala anexa a un corredor con luz natural que hace las veces de galería de arte con exposiciones de pintura temporales.

Varios salones para banquetes y reuniones completan la oferta de este hotel. Por si no lo sabían, ya son varios los novios y novias nacidos en la primigenia maternidad que se han casado aquí.

Aquí no hay unas instalaciones deportivas en las que expiar los excesos gastronómicos, pero… ¡buenas noticias! Mantienen un acuerdo con el próximo edificio de La Alhóndiga, por el que sus clientes pueden disfrutar del espléndido gimnasio y la piscina cubierta de este conocido espacio cultural.

Desde el Director de este hotel, que rebosa entusiasmo y pasión por su trabajo, pasando por cualquiera de los empleados que atienden de forma profesional, diligente y amable a todos sus huéspedes, estar alojado aquí es un lujo. Yo ya lo he probado, y les invito a hacer lo propio.

Silken Hoteles, propietaria de este establecimiento, nació en 1995, tiene otros 32 hoteles y 23 destinos repartidos entre las principales capitales de España y Bruselas.

 

HOTEL SILKEN INDAUTXU

Plaza Bombero Etxaniz, s/n – 48010 Bilbao

Teléfono: +34 944 440 004

www.hoteles-silken.com/hoteles/indautxu-bilbao

Precios y ofertas: consultar web

No cierra

Tarjetas admitidas: todas

Texto: Belén Mann • Fotos: Hotel Silken Indautxu

[gmedia id=257]

 

Share This Story

Categories

Comments