Blog

Hokkaido. Paraíso Natural

  • 6 Oct, 2017
  • BAO
  • 0 Comments
  • cisnes, hokkaido, japon,

Pensando en Japón, los conceptos como sushi, rascacielos, geisha y tecnología nos vienen rápidamente a la mente, pero este país ofrece mucho más, incluso desde un punto de vista natural. Sin duda, es uno de mis destinos preferidos. Vuelvo aquí cada año, con mi equipo y con los participantes de los talleres fotográficos que organizo desde grandiviaggifotografici.com. Lo hago para capturar la belleza de algunas de las especies mas singulares del planeta como son las grullas Manciuria, una de las aves migratorias más interesantes y elegantes del mundo, los cisnes blancos de Whooper, las poderosas águilas de Steller, ciervos Sika y muchos más.

Nuestro viaje estuvo lleno de emociones ya desde los primeros días. Uno de nuestros objetivos primordiales era fotografiar la grulla de Manchuria en su entorno natural y capturar sus bailes ligeros y elegantes en el duro invierno de Hokkaido. Este magnífico animal está incluido en la lista roja de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales) como un animal en peligro de extinción: desafortunadamente, hay solo menos de 3.000 especímenes en todo el mundo, mientras que los que viven en Japón son alrededor de mil.

La astucia del joven zorro rojo le hace burlar la presencia de dos †guilas marinas para hacerse con la ansiada presa.

En Japón, el significado de este pájaro tiene raíces profundas que han sido transmitidos en cuentos y leyendas: los dibujos de este animal se pueden encontrar en muchos ornamentos japoneses tradicionales. Afortunadamente, estos animales tienen alguna posibilidad de evitar la extinción gracias a un programa del Parque Nacional Kushiro, que brinda ayuda durante los fríos meses de invierno (cuando la temperatura baja por debajo de -20°C).
Algunas colonias suelen pasar varias jornadas en un río no muy lejos de Kushiro, así que en las primeras luces del amanecer nos dirigimos hacia este mágico lugar para contemplar la hermosura de estas aves. Fotografiar a las grullas cuando el sol empieza a calentar su suave plumaje es una delicia para nuestros sentidos, vienen en grupos pequeños, a veces en pareja, raras veces en docenas, luego aterrizan y comienzan a “cantar” antes de buscar las semillas escondidas debajo de la nieve compacta. La temperatura está muy por debajo de cero, pero las grullas son muy activas y realizan el baile típico, elegante, armonioso, lleno de saltos, arcos y giros. Es inconfundible e hipnótico. Podríamos pasar horas viendo a las parejas bailando al unísono, un espectáculo que, sin duda, no podemos dejar pasar sin capturar grandes fotografías.

Danza amorosa de dos grullas Manciuria

Danza amorosa de dos grullas Manciuria

También pudimos disfrutar de la fascinante belleza del cisne Whooper (Cygnus cygnus) con su plumaje de un blanco extremo. Es el ave mas emblemático de la zona central de Hokkiado, concretamente hablamos del lago Kussharo, uno de los más importantes de la isla, donde estos majestuosos pájaros toman sus aguas durante el frío invierno, ya que el lago no puede congelarse debido a la cercanía de los «Hot Onsen» (aguas termales), y los cisnes se aprovechan de ello acudiendo en masa.

Los cisnes son bastante violentos y es bastante común verlos pelear entre sí. Después de todo, su mejor cualidad no es ciertamente el carácter…
Después, nos movimos hacia el norte, efectuando unas horas de suave caminata observando la belleza natural del entorno. Al atardecer, nos encontramos con un grupo de ciervos. Se trataba de un pequeño grupo de machos junto a un montón de hembras. Fue una oportunidad asombrosa, era una manada de ciervos Sika (Cervus nippon), un animal en riesgo de extinción en muchas áreas asiáticas, excepto en Japón. Los sujetos estaban bastante alejados como para poder capturar excelentes tomas de forma segura. De repente, la niebla se nos echó encima y se hizo más densa, los animales parecían nerviosos y vimos un pequeño grupo de machos huyendo y tomando el sendero del lago helado. Ellos desaparecieron en la distancia en unos minutos, mientras que las hembras parecían refugiarse en las cercanías de un bosque adyacente. Comenzó a nevar y nos vimos obligados a dejarles marchar y a abandonar el lugar de forma apresurada, eso sí, sin dejar de fotografiar en todo momento.

El pelaje especialmente blanco es una de las caracteristicas de los Cisnes Whooper

El pelaje especialmente blanco es una de las caracteristicas de los Cisnes Whooper

Después de la marcha un tanto repentina, decidimos volver al día siguiente y, en lugar de ciervos, nos encontramos con otra sorpresa: el zorro de Hokkaido (Vulpes vulpes schrenckii), una subespecie del zorro rojo. Pudimos disfrutar de un par de estos hermosos animales durante unas 2 horas: corrían, saltaban, jugaban, murmuraban y se golpeaban juntos, sin darse cuenta de nuestra presencia. Definitivamente, fue una de las emociones más inesperadas y fascinantes de este viaje; observar el paso ligero en la nieve fresca, el grueso abrigo de piel iluminado por los rayos del sol, los juegos de pelea entre ellos realmente fue ¡increíble!

Igualmente fascinante fue poder contemplar una escena única: la lucha entre las águilas y un zorro rojo. Una docena de águilas de mar (Haliaeetus albicilla) y águilas de Steller (Haliaeetus pelagicus) se encontraban demasiado ocupadas comiendo un cadáver grande como para notar la llegada de un pequeño zorro rojo de Hokkaido. El zorro comenzó a oler y finalmente encontró un excedente del banquete y lo tomó lo más rápido posible, pero las águilas se percataron de inmediato y decidieron atacar al desafortunado zorro, que esquivó los ataques con increíble agilidad. Al final, un águila pudo recuperar el botín para que las otras aves de presa renunciasen al pequeño mamífero, que muy asustado corrió rápidamente hacia el bosque, desapareciendo de nuestros ojos y de los de las águilas. Nunca había visto tal escena antes. Por lo general, tanto las águilas marinas como el águila Steller, que es más grande, tienen otros objetivos que no los zorros.

Ciervos Sika alejandose en la niebla buscando refugio

Ciervos Sika alejandose en la niebla buscando refugio

Durante el invierno, grandes bloques de hielo llegan al norte de la isla de Hokkaido y permanecen allí durante unos veinte días. En este corto periodo de tiempo, es posible ver un espectáculo natural: las águilas de Steller y las águilas de mar permanecen en los casquetes congelados a la espera de cazar en alta mar. Durante el invierno, las águilas de Steller migran de Kamchatka a Hokkaido, aunque muchos permanecen en Rusia, moviéndose a áreas occidentales más templadas. Son pájaros impresionantes y orgullosos: las peleas para atrapar a la presa y ocupar los mejores lugares para pescar son muy frecuentes y sin contemplaciones. A pesar de la gran diferencia de tamaño (Steller es el tercer mayor águila del mundo con una envergadura de hasta 2,5 metros) la lucha entre las dos especies es incierta y sangrienta.

Jigokudani Monkey Park
Hokkaido ofrece muchas oportunidades para los amantes de los animales, los paisajes y la naturaleza salvaje, pero también hay un lugar único, al norte de Tokio, no muy lejos de Nagano, donde se pueden observar animales singulares con comportamientos asombrosos. Hablamos de nuestra próxima parada Jigokudani Monkey Park, donde los reyes indiscutibles son los macacos japoneses, simpáticos monos de piel marrón/grisácea y caras rojas, con un peso entre 5 kg (las hembras) y 10/15 kg (los machos). Durante el invierno, una espesa nieve cubre el suelo, los árboles y todo lo que hay en los alrededores del parque, únicamente una piscina de agua caliente parece ser un lugar idóneo en el que poder refugiarse estos primates, encontrando alivio a las duras temperaturas del centro.

Los macacos Japoneses establecen grandes v°nculos afectivos y familiares

Los macacos Japoneses establecen grandes v°nculos afectivos y familiares

Pero no todos los monos son admitidos en la piscina. Solo los parientes “reina” pueden entrar, y todos los demás tienen que permanecer fuera, la rígida jerarquía es casi respetada por todos. A veces, un atrevido mono “sin relación” trata de relajarse en las aguas termales calientes pero inmediatamente la alarma se inicia, y el intruso es expulsado con mordeduras y empujones. Es realmente interesante asistir a las interacciones entre la casta social de estos macacos y entender cuán compleja es la relación social dentro de ciertos grupos de animales.

Joven macaco en el parque Jigokudani Monkey

Joven macaco en el parque Jigokudani Monkey

Así terminó mi viaje anual en el Japón salvaje, lleno de satisfacción y sorpresas. Cada año, con grandiviaggifotografici.com, viajo alrededor del mundo explorando países increíbles, pero Japón es definitivamente uno de mis destinos favoritos.

Texto y fotos: Alessandro Beconi

Share This Story

Categories

Comments