Blog

Axi Muniain. El jinete de las olas

  • 5 Abr, 2019
  • Hibai Agorria
  • 0 Comments

Aire limpio, cielo despejado. Él sabe que se está acercando. Crece gradualmente a medida que se acerca a él.

El surf es más que un deporte, un estilo de vida que convive con la naturaleza y el mar. Sin embargo, debido a la conservación costera y la contaminación del agua, las olas pueden desaparecer. El surfista se vuelve sensible a los problemas ambientales, y muchos surfistas apelan a la protección del medio ambiente. Axi es uno de ellos.

Axi Muniain (37) creció siendo golpeado por las olas vascas desde que era un niño. Es uno de los mejores surfistas de Euskadi, pero optó por no competir en campeonatos. En lugar de eso, eligió buscar las olas más grandes de todo el mundo.

Comenzó su carrera cuando tenía 12 años, desde entonces pasa casi 365 días al año en el agua. Axi tiene su escuela de surf en Zarautz y cuando no está dando clases está surfeando por libre o entrenando en el mar. Él está estrechamente vinculado al mar y a las olas. Hoy, Axi comparte con nosotros su pasión y visión.

Con 34 años vivió una experiencia que casi le cuesta la vida. Fue en Nazaré (Portugal), uno de los destinos más frecuentes, donde se puede conquistar la ola más grande del mundo. Ese día fue una madrugada muy tranquila, sin viento. Se daban las condiciones perfectas para una ola enorme. Cuando entró en el mar, trató de coger una y al no conseguirlo se dio cuenta de que otra aún mayor venía detrás. La ola gigante de Portugal, lo empujó hacia el fondo del mar. Él pensó que era el final de su vida. Sin embargo, sobrevivió a la ola, simplemente increíble. Esta experiencia es de las que marcan un antes y un después.

Ante todo, ¿por qué te gustan las olas grandes?
Porque además de tener el disfrute que me aporta el surf en olas convencionales, tiene el añadido de factores como la adrenalina, la gestión del miedo, etc. Es otra vía de autosuperación. No tengo que competir con otros surfistas, el reto me lo pone el mar, el gran invicto, en cada marejada.

Después de sobrevivir a la gran ola de Portugal, ¿te cambió en algo la vida?
Por supuesto. El tener una experiencia tan próxima a la muerte conlleva reflexionar mucho. Dicen mis amigos que desde aquel entonces, abrazo con mayor intensidad.

Después de Nazaré, te hemos escuchado en una charla de TED de cómo te enfrentas a tus miedos. ¿Tienes alguno en este momento?
Me preocupa la indiferencia de la gente, la falta de valores y principios. También la falta de concienciación de las personas con respecto a los residuos, en especial los plásticos. Esto es lo que verdaderamente me preocupa y me aterra. Porque veo que esta sociedad no escarmienta. Estamos a punto del no retorno y eso me asusta.

¿Cómo ves los cambios que se han producido en el mundo del surf en estos años?
Desafortunadamente el surf sufre un declive constante. Con la industrialización del surf se han perdido muchos de los valores de esta disciplina. Es tan importante transferir conocimientos técnicos como valores y filosofía. Sobre todo, me preocupa muchísimo la falta de conciencia y compromiso de la sociedad y el Gobierno en el tema del medio ambiente y gestión de residuos. La redes sociales, en parte, no han favorecido a que un surfista se haga valer por su destreza y carisma, ya que el número de seguidores parece ser que pesa más. En el caso del género femenino es aún más abrumador, habiendo casos de mujeres con mucho talento y sin medios para poder sacar su carrera adelante.

¿Ves a alguien de las nuevas generaciones llegando a ser un buen surfista?
Destacaría la brillante progresión de Nadia Erostarbe y Rubén Vitoria, con quien comparto entrenamientos. Me gustaría aprovechar para agradecer a nuestro coach, Julen Lasa, todo su apoyo y dedicación y por creer en nosotros más que en nadie.

Este hombre, renacido en el mar, continúa su viaje. Todos los días durante sus clases, recoge basuras en la playa y enseña a los niños a respetar y a mantener el medio ambiente limpio. Como Embajador de Limpieza de las Playas, apoya el proyecto HONDAR 2050. Es un proyecto para contar los problemas de la basura marina y los problemas de la costa de Euskadi. Todavía hay muchas tareas en este mundo, pero al estar cerca de la naturaleza todos los días, tiene mucho potencial y poder para convertir el mundo en un lugar mejor. Deberíamos aprender muchas cosas de él.

www.axisurfeskola.com

Texto: Hanna Hirose • Fotos: Bastien Bonnarme, Guillen Usandizaga, Surfer Rule y Francesc Torres

Share This Story

Categories

Comments